Reiki en la enfermedad y la familia

Hace unos años mi mujer, enfermó. Fibromialgia y síndrome palindrómico le llevaron a una incapacidad, en un primer momento fue bastante duro, se levantaba fatal y permanecía casi todo el día acostada con mucho dolor…
Nuestra vecina y amiga, abrió un local dedicado a diferentes terapias e informó a mi mujer sobre una técnica de sanación llamada Reiki, nosotros, como tanta gente no habíamos oído nada sobre ello hasta ese momento. Le dieron varias sesiones que, sorprendentemente, aunque no de manera definitiva, mitigaron su dolor  y en un momento determinado le propuso iniciarse en Reiki, mi mujer aceptó la propuesta y recibió la primera sintonización.
Con el paso del tiempo y ante la insistencia de mi mujer, accedí a someterme a sesiones de Reiki, aunque  mi escepticismo me hacía pensar: “Como mi mujer, a la que conozco desde hace treinta años, va ahora y me dice que es capaz de sanar con sus manos…”, pero por otra parte, yo era testigo de la increíble  mejoría que experimentó ella misma, bueno vamos a probar,  y…
Sensaciones jamás experimentadas anteriormente (ni agradables ni desagradables, únicamente distintas y extrañas para mí…) pero, y dónde está mi crónico dolor de espalda, lo perdí entre sesión y sesión, que bien adiós a las inyecciones que me dejaban cojo dos días…
Claro todo esto alentó mi curiosidad y empecé a informarme sobre Reiki, y descubrí que no solo es un sistema natural de sanación, sino que lleva consigo toda una filosofía de vida, de la cual cada uno coge la parte que quiere o que le interesa, en este caso yo vi una clara posibilidad de crecer como persona siguiendo un camino para mí bien definido, ayudando a los demás…
Quiero pensar y pienso que a partir de ese preciso instante y a mis 48 años mi vida ha empezado a cambiar, despacio pero sorprendentemente…
Deseo iniciarme en Reiki, pero como…? quien será mi maestro…? Como bien dice Joan, “Nada es por casualidad” y…a través de una publicación contacté con él…
Vine desde Madrid hasta Barcelona para que me iniciase en el primer nivel de Reiki Usui Ryoho, pero no solo fue una sintonización y una mera explicación de posición de las manos, además me inició en técnicas traídas desde Japón  muy poco o nada conocidas en occidente…y lo más importante de todo, me enseñó el principio de un nuevo camino a seguir, a veces creo que me voy a perder por ese camino pero Joan está ahí para decirme cual es la actitud para  salvar los obstáculos, hasta que yo vaya avanzando en Reiki y sepa recorrerlo sin ayuda…
Volvimos a reunirnos en otro curso de primer nivel que impartió Joan en Madrid, en el que se inició también mi hijo José y asistió Dori, un curso de dos jornadas muy intenso, y en el que conocimos a nuevos amigos…
Mi objetivo de ayuda a los demás se va haciendo realidad poco a poco, mi mujer después de su mejoría, ahora trabaja en una residencia de mayores y me da la oportunidad de dar Reiki a los abuelos y todo es muy gratificante…en este largo puente he ido a dar unas sesiones a una señora que tiene  alzhéimer  y escaras por muchas partes del cuerpo y esta mañana tras ser visitada por el médico de la residencia, tenemos la noticia de que ha mejorado levemente.
En todos los aspectos de mi vida Reiki  me ayuda y creo que avanzar en el tiene como consecuencia alcanzar la felicidad que todos queremos para sí, pero hay  que tener paciencia, creer, sentir y saber que vamos a llegar…

Reiki e insomnio

Soy de Barcelona y trabajo en la atención en domicilios de gente mayor y discapacitados físicos y mentales.
En mi trabajo necesito estar centrado, sereno y empático con las personas a las que sirvo.
El estrés y presión de la vida diaria, mis problemas personales, debo gestionarlos de tal manera que no afecten a mi relación con los demás.
Hacer reiki me ayudó a estar en mi centro, cargarme de buena energía crear cada nuevo día y enfrentar situaciones emocionalmente duras.
Acabé con el insomnio que durante 15 años fue agotándome mental y físicamente.
En resumen, después del curso impartido por Joan Piquer en su escuela de Reiki, he recuperado mi poder y responsabilidad personal y el control de mis emociones.

Reiki y depresión

Mi experiencia con Reiki fue muy positiva, brevemente contaré que el pasado verano del 2009, me encontraba pasando un momento duró a nivel emocional, es decir; bajo un estado de sufrimiento mental y un bajo estado anímico – entonces nada indicaba que el Reiki y mi propia voluntad me abrirían las puertas de una nueva conciencia de mi ser y de mi estar en el mundo. Pocas sesiones bastaron para sentir los beneficios de esta terapia, eso sí; muy entregado a ellas y con la firme voluntad de obtener una mejora personal. (No exciten milagros sin esa firme voluntad de mejora) En las sesiones, muy placenteras y relajantes; también hubo lágrimas y afloraron sentimientos que me permitieron soltar el lastre emocional, elevar mi auto-estima y equilibrar mi mente y mi nivel energético. No quise parar y luego hice la primera iniciación en Reiki, Es decir, el Reiki para mi fue la brecha que inició el camino que luego fui llenando con más actividades, desde distintas disciplinas. Doy gracias al Universo y a mi mismo por haberme acercado a este maravilloso mundo de la energía Reiki en particular y la Espiritualidad y el Crecimiento Personal; en general.

Reiki y el dolor físico

Ejercido de profesora en escuelas estatales durante 30 años. Ahora estoy jubilada. Soy de Madrid. Yo estoy contenta de haberlo hecho el curso experimenté que salía de allí más tranquila y despejada.
Después he practicado sobre mí y no sé si será “casualidad” o “causalidad”, pero hay dolencias que me van mejorando algo. Momentáneamente, creo que el Reiki calma el dolor, o por lo menos  los dolores suaves que yo he tenido. También he observado que en los cortes que me he hecho he dejado de sangrar inmediatamente que me he aplicado Reiki. Quiero experimentar y practicar más y con otras personas.

Reiki y el crecimiento personal

(Primer caso)

Bueno. Aunque de momento no practico Reiki, el hecho de hacer las sesiones de iniciación al SHODEN REIKI USUI JAPONÉS y las posteriores lecturas del librito que me habéis dado, me han servido y me sirven para las sesiones de Control del Poder Mental, relajación, programación, carga de chacras, etc. que estoy realizando.
Fue un paso más en mi camino de la meditación y elevación espiritual.
Está claro que todos tenemos una maravillosa energía muy positiva que necesitamos activar. A mi se me activó, entre otras cosas, con la iniciación al Reiki.
Soy de Barcelona, y estoy jubilado. Un saludo y un abrazo de Luz.

(Segundo caso)

Para mi fue una experiencia autentica, llena de luz y sabiduría. Esta vez el alumno eligió al maestro y doy gracias porque el me eligió a mi. El Reiki atrae aquello que necesitas y te eleva hay la sanación interior y la luz

(Tercer caso)

Practico Reiki desde hace unos meses, estoy iniciado en el primer nivel del sistema Usui Japonés (Usui Reiki Ryoho). La experiencia que tengo con el Reiki esta siendo fabulosa, me ayuda a confiar en la energía del universo, a canalizarla de una forma sana y a desarrollar un amor interno por mis células de mi cuerpo. Poco a poco vas descubriendo tu cuerpo energético y tu propia sensibilidad se ve potenciada al canalizar energía Reiki. Me ayuda a sentirme en paz y en armonía con el universo.

(Cuarto caso)

Participar en los seminarios de Reiki y trabajar con mis manos conectada a la Energía Universal me ha ayudado mucho para ampliar mi visión de la vida y visualizarme a mi misma como canal de energía traspasando así las limitadas fronteras del ego y la personalidad.
Un cordial saludo para todos

Algunos emails recibidos, que previamente han dado autorización para su publicación aquí

1ª experiencia de una compañera maestra de Reiki;

Mi hermana esta mejor, muchísimas gracias por tu interés, estaba muy grave se le formo un trombo adherido al ventrículo, hizo una microambolia (vamos por la tercera) y su estado era  realmente poco esperanzador, hacia años que no me hablaba.., pero me llamo y pidió ayuda, no sabría muy bien explicarte que es lo que ha funcionado, le hice Reiki, le hable… y por algún tipo de factor desconocido a nivel científico el trombo ha desaparecido y si antes mi tiempo era escaso ahora aun lo tengo peor ya que se me ha hecho adicta, mira Reiki funciona, yo no se explicar muy bien porque, yo no soy como tu Joan, mi mente quizás es mas científica y necesito siempre ampararme en datos que para mi sean entendibles, pero funciona que en si es lo que realmente importa, no solo con ella, estoy haciendo terapias Reiki y funcionan divinamente, te aseguro que muchos de los casos que he tratado en poco tiempo no son de carácter hipocondríaco, son sintomáticos y visibles con diagnósticos médicos, revierten las anemias, reducen inflamaciones reumáticas y artrosicas e incluso regeneran con bases palpables a niveles de diagnostico por imagen, TAC, Resonancia, yo no tengo ningún tipo de poder por lo que debo de rendirme ante Reiki y reconocer que funciona no solo a niveles emotivos y emocionales, que serian claramente susceptibles a somatismos, hay mucho mas, a mi siempre me entusiasma adentrarme dentro de los temas que para mi son interesantes y Reiki es uno de ellos, no se mas, pero me gustara continuar aprendiendo…

2ª experiencia de otra maestra

… desde chiquita tuve la posibilidad de saber que iba a decir la persona que estaba frente a mi o bien me venia una imagen de algo que luego sucedía.
Algunas de esas cosas se perdieron en mi otras están aflorando nuevamente
.siempre fui una persona fácil de dominar, y quienes me debían de cuidar me maltrataron física y psicológicamente .así fue durante 40 años. Por intermedio de una concuñada, conocí que era Reiki. Fue y esta demás decirlo, una experiencia única, maravillosa. El Reiki me ayudo a elevar mi autoestima, (y sigo trabajando en ello) a reconocer que yo podía y debía cambiar ciertas situaciones, hoy me trazo día a día mi futuro. Ayudo a todo el cristo que sufre, y haciéndolo me estoy ayudando a mi misma; tengo iniciativas, el  Reiki me ayudo, me  saco de la depre.
Hoy ya master de Reiki, iniciare una escuela en mi ciudad dentro de poco. Debemos ser más y así entre todos formar la nueva generación, la generación del amor…

3ª experiencia practicante de Reiki

Un día estaba en la consulta del dentista y cogí una revista dónde pude leer un artículo sobre el Reiki, yo entonces no tenía ni idea de lo que era. Me pareció especialmente interesante, pero allí quedo la cosa. Salí de la consulta sin saber que a partir de ese día el Reiki iba a formar parte de mi vida.

Poco después, emocionalmente lo pasé muy mal, me hundí, y un día paseando con mi amiga me preguntó -“¿que te gustaría hacer ahora?” y yo le dije -“quiero hacer Reiki”, me salió de dentro, yo no lo había pensado siquiera, entonces ella me dijo -“mi hermana es maestra en Reiki”. Con mi amiga hablábamos de todo, pero nunca salió en nuestras conversaciones el tema Reiki y la conozco desde los 4 años.

De eso hace más de 3 años y mi vida ha cambiado totalmente. Tengo 2 niveles de Reiki, y si hacer el primero supuso un cambio, el segundo con los símbolos aún más.
Yo siempre digo que mi filosofía de vida es el Reiki. La vida la veo de otra manera; no me preocupo innecesariamente, si un problema tiene solución, para que preocuparse y si no la tiene, para que preocuparse… he aprendido a perdonar, para poder liberarte hay que hacerlo, es muy importante; el rencor nos come por dentro y nos hace mucho daño. Soy más feliz, cada día me lo recuerdo con una sonrisa. Los problemas ya no me afectan tanto, yo no puedo cargarme con todos los problemas de los demás. Valoro las cosas simples, me cuido a mi misma interiormente hablando, si yo estoy bien es más fácil ayudar a los de mi alrededor. Soy más positiva.
No se lo que es estar enferma, apenas me resfrío y no me duele nada.

El Reiki te aporta tranquilidad, paz, relajación, amor, mucho amor; amar es importante en esta vida, energía; es increíble la energía que te llega a transmitir. A parte que el Reiki no te impone absolutamente nada, tú aplicas sus beneficios de la manera que necesitas.

Está bien empaparse de toda su teoría, pero hay que practicar, caminar pasito a pasito, y aunque reconozco que me queda mucho camino que recorrer y que no todo es de color rosa, mi vida gracias al Reiki es diferente.

Yo empecé por un problema emocional, pero no es necesario tener problemas para iniciarse en el mundo del Reiki; tanto si tu vida te gusta como si no anímate a practicar Reiki, los beneficios y los cambios serán siempre a mejor.

Share This