A muchas personas les he podido realizar este ritual que no tiene nada que ver con Reiki. Primero lo recibí de un Chaman en dos partes la desconexión la primera y pasado unos meses la conexión. Noté claramente en la fase inicial como al levantarme después del proceso, me sentía mucho más ligero, en la segunda etapa ocurrió de inmediato un cambio a una mejor vida que se estaba preparando para mi. Quede tan satisfecho y sorprendido que quise aprender este método para hacérselo a todo el mundo. Mi deseo se hizo realidad. Hoy los testimonios favorables son numerosos y yo mismo me sorprendo de los resultados obtenidos. Tal como lo doy el proceso se divide en tres partes en un mismo ritual que oscila alrededor de una hora. La primera parte la persona recibe como una “canalización” de unos quince minutos que da como resultado unas afirmaciones que tiene que trabajar a posterior, la segunda parte la persona se tumba en el suelo y le hago la ceremonia que consiste en visualizar símbolos, recitar mantras, visualizar y proyectar energía en diferentes puntos, la tercera parte se hace en la silla y con otro protocoló se da la conexión. Este ritual se hace una vez en la vida aunque las personas que les haya ido bien pueden repetirlo para otra cuestión especifica en un futuro. Se puede decir que este proceso provoca limpieza de memorias, cortar vínculos con personas negativas del pasado o presente, purificación de los vínculos familiares, cambios en la gestión del tiempo, economía, relaciones personales, temas de amor y todo aquello que provoque un obstáculo en el ahora. A niveles mas profundos y para los que crean en la reencarnación y el ADN este método también se dice que lo trata. Mi sorpresa es que aunque hablo de esto con pasión mucha gente todavía no se interesa por este ritual y lo reciben. Aconsejo a todos esto por el gran beneficio que aporta y el atajo que supone para un crecimiento personal inmediato.

Share This